Estábamos aquí…pero no queríamos molestar desmasiado

No estamos muy seguros de en qué consiste la Nueva Normalidad. Ni siquiera sabemos si existe. Sí nos hacemos cargo de que está subrayada por una crisis social en ciernes que, por lo que nos toca, también está afectando al mundo del libro. Sobre edición y venta de libros desde una escala pequeña y humana recomendamos las conversaciones que las bravas de Efímera están teniendo en su canal de Instagram. Nosotros y nosotras, en Decordel, tuvimos una especia de pacto de vida durante la mayor parte del confinamiento. Somos, quienes nos seguís lo sabéis, un proyecto que, muy conscientemente, se adecúa a los ritmos vitales de sus participantes, así que parábamos. Porque podíamos hacerlo, claro, somos conscientes de nuestra ventaja en este caso. Sin embargo, hace ya un tiempo que hemos vuelto a trabajar y queríamos contároslo. Estamos en la última fase de trabajo del que será nuestro primer libro post-Covid (sí, por favor, que el prefijo sea real). Se llamará Diario de un confinado en Olavide y su autor es Ángel Alda. Ángel es un tipo de mirada doble: siempre atento al detalle cotidiano y al margo global. Seguramente, esto le viene de su larga trayectoria profesional en internet y de su militancia cívica y humanista. El valor del libro reside, precisamente, en saber encajar la locura de los días confinados en una argumentación gobal. Es un texto equilibrado del que muy, muy, pronto, os contamos mucho más.